Ir al contenido principal

Productividad, innovación, remuneraciones y el maldito mediano plazo


¿Es tiempo de levantar la mirada? El Uruguay del 2012 es muy diferente al del 2006. En estos últimos 6 años hemos tenido tasas de crecimiento económico por encima de nuestro promedio histórico y las estimaciones para 2013 siguen siendo auspiciosas (1). La recuperación salarial ha sido muy exitosa tanto por los niveles alcanzados cuanto por no haber afectado los niveles de empleo (hasta estos últimos meses), haberse dado paralelamente con una mejora en la tasa de informalidad y las condiciones generales de empleo. A un par de semanas del 2013, parece importante poner el énfasis en el mediano y largo plazo. Estamos entrando en una segunda etapa y de ser así debiéramos cambiar la perspectiva desde una lógica de “recuperación” a otra de “sostenibilidad” de mediano y largo plazo. Esta segunda lógica es necesariamente gradual, paciente y presenta mayores desafíos en términos de la transformación de nuestra estructura productiva. Tenemos la no fácil tarea de transformar el crecimiento en desarrollo sostenible (o dicho de otro modo, no volver a perder esa oportunidad).   

Los sistemas que centralizan la negociación salarial a nivel de rama, sector o incluso más arriba, funcionan bajo una lógica de concertación en que se acuerdan estrategias de competitividad de mediano plazo entre empresarios y trabajadores, así como al interior de ambos grupos. Esto no significa que desaparezca la conflictividad, pero sí que deba reducirse al mínimo la lucha cortoplacista por márgenes de ganancia de las partes. En otras palabras, lograr diferir en el tiempo parte de la gratificación para hacerla sostenible. Al menos la evidencia internacional sugiere que aquellos países exitosos en mantener un sistema de negociación salarial similar al nuestro han experimentado una baja significativa y sostenida en los niveles de conflictividad luego de un primer período de estabilización del sistema y el convencimiento de las partes que este es el “único juego posible en el pueblo” (2).

Los sistemas de negociación salarial centralizados son sostenibles, en el mediano plazo, cuando los sistemas productivos logran competir por calidad más que por precio en nichos de alta especialización (3). En términos gruesos, cuando logran sustituir el tipo de cambio por la innovación como estrategia para lograr mejoras productivas. En un país como Uruguay, que tiene grandes problemas de calificación y retención de mano de obra y un sistema productivo no especializado; los salarios así como las rentas empresariales debieran permanecer fuertemente asociadas, en el mediano plazo, a los niveles de productividad sectoriales. En otras palabras, una vez que hemos pasado la etapa de recuperación salarial, es importante comprender que entramos en una etapa en que el gradualismo y la paciencia son nuestros mejores aliados. Sin una progresiva especialización productiva que motive un incremento de la calificación general del trabajo es difícil transitar el camino de la concertación de mediano y largo plazo.

Nos enfrentamos a un tiempo en que debemos actuar con madurez, paciencia y confianza en lograr mayores niveles de productividad, especialización productiva y la concertación de mediano plazo entre las partes. Por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo, y ahí están los principales desafíos que enfrentamos como país –en mi opinión— de cara al objetivo de alcanzar mayores niveles de desarrollo con mayores niveles de equidad.

-------------
  1. CEPAL http://www.elpais.com.uy/121211/ultmo-681212/ultimomomento/cepal-proyecta-un-crecimiento-para-uruguay-de-4-en-2013
  2. Ver el caso de Suecia, Dinamarca, Noruega y Bélgica en G. Ingham. Strikes and Industrial conflict.
  3. Hall, P. y Soskice, D. 2001. Varieties of Capitalism. Oxford university Press, entre otros.
  4. Como Oddone señala en una nota publicada en el Observador -“Tres buenas preguntas sobre la inflación”- el argumento sobre la importancia de la paciencia y el gradualismo se aplica a otros aspectos económicos relacionados al mismo problema de la sostenibilidad del modelo: http://www.elobservador.com.uy/noticia/238834/tres-buenas-preguntas-sobre-inflacion/

Entradas populares de este blog

El Voto legalmente Obligatorio: Argumentos en favor y en contra

Por Julia Maskivker En una era en la cual las divisiones políticas e ideológicas parecen tragarse todo lo que encuentran en su camino, no es sorprendente que la discusión acerca del voto legalmente obligatorio haya alcanzado ciertos niveles de controversia en la esfera pública. ¿Es el voto obligatorio un instrumento legitimo de las democracias que aspiran a ser  saludables o puede este verse como una interferencia indebida a la libertad del ciudadano? En este corto ensayo voy a analizar los dos lados del debate; pero antes de empezar se hace necesaria una clarificación que no es muy neutral. En mi libro, The Duty to Vote, argumento que existe una obligación moral de votar cuando ciertas condiciones de justicia procedimental y política existen en el sistema electoral en cuestión. La idea principal del  libro es que votar con juicio e información relevante es contribuir a modificar las estructuras sociales y político-económicas que no son aceptablemente justas o funcionales en nuestras

¿Quién gana la elección de 2024 dando malas noticias?

Señal W1-5 «Camino sinuoso próximo» Pese a los avances en las últimas décadas, Uruguay tiene en su camino al desarrollo un conjunto desafíos fundamentales que comprometen su futuro. Muchos de estos desafíos requieren más gasto público para poder financiar las políticas públicas que permitan afrontarlos. El espacio para una mayor eficiencia del gasto público o una mayor recaudación no es nulo, pero es menor comparado a los recursos que se generan en base a un mayor crecimiento. En la ejecución de reformas pro-productividad que hagan posible el crecimiento del producto y, por lo tanto, brinden los recursos necesarios para las políticas públicas, se definirá si tenemos éxito en el camino al desarrollo. Durante esta campaña electoral debemos demandar al sistema político que sea capaz de reconocer estos importantes desafíos y ofrecer un plan de reformas para conseguir estos recursos. En este artículo planteo algunos ejemplos de estos desafíos, las líneas centrales de las políticas de produ

Re-enfoque: La violencia escolar como reflejo de una problemática estructural

Denisse Gelber Fuente de imagen: CherriesJD El pasado 2 de Mayo se conmemoró el Día Internacional contra el Acoso Escolar (Bullying). Las situaciones extremas de violencia escolar durante Marzo, en la UTU Figari (Barrio Sur), en el Liceo 1 de Las Piedras, el Liceo 49 (Punta de Rieles) y en el Liceo Zorrilla (que concluyó con el suicidio de un menor agredido [1] ), evidenciaron parcialmente la gravedad del problema en Uruguay [2] . Uruguay se encuentra en la posición 14 entre los países con más bullying. Esta nota busca re-enfocar la discusión sobre violencia escolar, como un problema estructural, cuyas raíces y consecuencias desbordan las comunidades educativas. Partiendo por un breve raconto de las normativas internacionales que protegen a la niñez y adolescencia, continuamos con cifras que revelan cuán desprotegidas se encuentran en el día a día. En tercer lugar, damos cuenta de la problemática de la violencia escolar y el acoso escolar en Uruguay, para concluir con un listado de r